+34 93.422.35.70
qué puedes hacer con los muebles que no quieras llevarte con la mudanza

No nos damos cuenta de la cantidad de muebles y objetos que tenemos en casa hasta que hacemos una mudanza. Cuando empezamos a empaquetar y a prepararlo todo para la mudanza nos preguntamos qué podemos hacer con todos estos muebles. Algunas veces los usaremos para amueblar la nueva casa, pero otras veces, no los necesitaremos, entonces, se nos plantea un problema. Aunque uses la mayoría de muebles en tu nuevo hogar, puede que no los necesites todos o que quieras renovar alguno. 

En este artículo os daremos ideas que os pueden ayudar con vuestros antiguos muebles y que no os queréis llevar. 

¿Qué hacer con los muebles que no me quiero llevar en la mudanza?

Regala los muebles que no quieres: es muy importante reutilizar siempre que podamos para cuidar el medio ambiente. Seguro que muchos de los muebles que ya no quieres los puede reutilizar otra persona.  Pregunta en tu entorno, familia, amigos, conocidos, etc. En caso de que nadie esté interesado, también los puedes dar a una ONG o asociación. Hay muchas asociaciones que los recogerán encantadas. Tu seguro que te sientes bien tras esta buena acción. 

Puedes vender algunos muebles: seguro que tienes algunos muebles que están bien conservados pero que ya no te interesan. Una buena opción para recuperar parte de la inversión inicial es venderlos. Por suerte hay muchas plataformas y webs de compra-venta de objetos entre particulares. Aunque también puedes recurrir a un negocio especializado en este tipo de transacciones. 

Recíclalos en un punto adecuado: si nadie los quiere y no los puedes vender. Piensa en reciclar los muebles, no los tires en la calle o en un vertedero ilegal. Infórmate en el ayuntamiento de tu localidad sobre el procedimiento a seguir. En la mayoría de municipios la recogida de muebles es gratis, solo hay que depositarlos en la calle un día determinado al mes.